domingo, 9 de marzo de 2014

Documentos necesarios para solicitar una reestructuración del préstamos hipotecario o una dación en pago

Información elaborada y supervisada por la Comisión de Legal de la Plataforma Stop Desahucios de Salamanca.

A continuación presentamos el listado de documentos
necesarios para solicitar una reestructuración del préstamos hipotecario o una dación en pago:


  • Certificado de rentas (IRPF) de los últimos cuatro años (Hacienda)
  • Certificado expedido por el INEM de las de las prestaciones o subsidios de desempleo.
  • Certificado acreditativo de los salarios sociales, rentas mínimas de inserción de las CC.AA.
  • En caso de trabajador por cuenta propia, certificado por si estuviera percibiendo la prestación por cese de actividad.
  • Libro de familia o documento acreditativo de la inscripción como pareja de hecho.
  • Certificado de empadronamiento de las personas que habitan en la vivienda hipotecada.
  • Certificados de titularidad, expedidos por el Registro de la Propiedad, en relación con cada uno de los miembros de la unidad familiar.
  • Escrituras de compraventa de la vivienda y de la constitución de la garantía hipotecaria.
  • Declaración responsable de todos los deudores, relativas al cumplimiento de los requisitos exigidos, para considerarse situados en el umbral de exclusión. De esta declaración responsable hay un modelo normalizado que los bancos tienen la obligación de facilitar al cliente que lo solicite para rellenarlo.
Este documento se basa en el Real Decreto ley 6/2012 de 9 de marzo, de medidas urgentes de protección de los deudores hipotecarios sin recursos, adaptándose a las modificaciones introducidas por la Ley 1/2013 de 14 de mayo.

Al ser leyes de obligado cumplimiento, los bancos, cajas de ahorro y demás entidades financieras tienen que facilitar esta información, de oficio (sin que se les pida) a todos los clientes que empiecen a tener dificultares para poder abonar sus cuotas hipotecarias.

También es importante que esta documentación la presentemos, con el fin de reducir el tiempo de respuesta de la entidad, al mismo tiempo que entregamos la solicitud de nuestra reestructuración del préstamo o dación en pago, con o sin alquiler social.

Puede darse el caso de que, aunque en nuestra solicitud quede claro que pedimos una dación en pago, la primera respuesta del banco sea ofrecer una reestructuración de nuestra deuda, ya que estas dos leyes sólo contemplan la dación en pago como último recurso. Esto se debe a que, en realidad, lo que a los bancos les interesa es seguir ganando dinero con los préstamos. Es por ello que tendremos que ser contundentes e insistir en nuestra petición cuando lo que queramos sea una dación con/sin alquiler social a cambio de la condonación total de la deuda.

De todas formas, es bueno saber que, en las décadas de los años 80 y 90, muchos préstamos hipotecarios contemplaban la dación en pago tal como lo recoge la Ley Hipotecaria en su artículo 140. Es decir que, si el banco quiere, la ley lo permite, aunque esta cláusula no se contemple en el contrato del préstamo hipotecario que hemos firmado.



No hay comentarios:

Publicar un comentario